Konica MinoltaKonica Minolta

Los límites de las pantallas de los televisores con MicroLED no tienen fronteras

Los límites de las pantallas de los televisores con MicroLED no tienen fronteras ¿Qué son los MicroLEDs?

Los MicroLEDs son LEDs diminutos…pequeños en tamaño, generalmente 1/10 del ancho del cabello humano, midiendo menos de 100um. Son mucho más pequeños de lo que encontramos en la actualidad en los televisores LCD, linternas o bombillas de luz. Los LEDs individuales son auto emisivos (auto radiante), cada uno con millones de colores individuales. Cada chip LED produce individualmente su propia luz brillante colorida, similar a la tecnología LED que se encuentra en OLEDs. Pero a diferencia de los OLEDs actuales, no se basa en elementos orgánicos para producir su propia luz, sino que utiliza un material inorgánico conocido como Nitruro de Galio. El uso de este material inorgánico permite que los equipos o paneles sean más angostos ya que no requieren una polarización o una capa de encapsulación. Al igual que sus antecesores, los MicroLEDs también ofrecen radios de alto contraste permitiendo negros más profundos, pero sin el potencial de retención de imagen o “quemado”. También ofrecen “negros profundos”, color superior y un ángulo de visión excepcional. La diferencia se encuentra en los beneficios de los MicroLEDS. Los MicroLEDs son más brillosos, tienen un tiempo de respuesta más rápido, mayor ciclo de vida, y poseen capacidades modulares permitiendo que paneles adicionales con tamaños irregulares puedan ser agregados sin comprometer la calidad de la imagen.

A medida que mayor cantidad de fabricantes consideran la posibilidad de la nueva tecnología MicroLED, surgen preguntas sobre la eficiencia de la luminancia. Como líder en la industria de luz y pantalla, muchos acuden a Konica Minolta Sensing para que les proporcionen un instrumento y las herramientas para medir en forma precisa el brillo fotométrico y el color.

Al comparar MicroLED con OLED se encuentra la diferencia en la composición del MicroLED. La infraestructura del material usado con MicroLEDs se apoya en la capacidad de los paneles para ser extremadamente delgados en su ancho, midiendo menos de 100µm (¡menos que el ancho del cabello!). Además, una característica impresionante de las pantallas MicroLED sin bisel es que no permiten bordes entre los módulos, incluso si uno decide agregarlos más tarde. ¡La impresión de una pantalla sin bordes es perfecta! Este concepto permite que se utilicen numerosos paneles en una variedad de tamaños. Ahora se puede crear una imagen digital desde el contenido estándar de 16:9 a las películas panorámicas de 21:9, hasta rangos menos convencionales de 32:9 o incluso 1:1 sin alterar la calidad de la imagen mostrada. Su flexibilidad única en el tamaño de la pantalla, junto con la característica de ser sin bisel, permite que la adaptación se ajuste a cualquier entorno o tamaño sin la molestia de bordes o juntas entre cada panel, y manteniendo al mismo tiempo la misma calidad de resolución.

¿Desafíos?

Sorpresivamente el desafío mayor de los MicroLEDs no radica en la calidad de imagen sino en su fabricación. Las pantallas MicroLEDs son mucho más difíciles de producir. Esta dificultad se debe mayormente a la reducción de los LEDs. Generalmente, a medida que se reduce el tamaño de un LED se reduce también el nivel de brillo que produce. Para poder reducir el LED y seguir manteniendo la misma cantidad de brillo, se necesita un aumento de energía para que pueda desempeñarse a su máxima capacidad. Es por ello que su eficiencia se transforma en un dilema. El aumentar la salida del LED, aumenta la electricidad utilizada y el calor emitido. Esto a su vez, aumenta los gastos de energía como también la posibilidad de recalentamiento. Es aquí donde la tecnología MicroLED difiere y sobresale. La tecnología MicroLED aborda este tema y ha realizado con éxito LED eficientes a una fracción de tamaño sin la transmisión de calor. El segundo desafío es la limitación de cuánto se puede reducir el espacio entre pixeles y los circuitos relativos y elementos electrónicos que van a ser utilizados para que se pueda crear la pantalla. Esto puede ser un desafío cuando se requieren 25 millones de LEDs que luego son agrupados en módulos para poder producir la salida deseada. Esto se entiende mejor cuando se compara unas pocas docenas de LEDs “blanco” amarillo azul que requiere la pantalla 4K de hoy en día con un tamaño de 3,840 x 2,160. Esta atención a los detalles aumenta los costos de producción. El aumento es aproximadamente 4 veces mayor de lo que cuesta producir un panel OLED. Este costo puede inhibir a los fabricantes en la adopción de esta tecnología ya que pueden dudar de invertir en maquinaria costosa y en los procesos de producción complicados usados en la producción de paneles MicroLED.

Algunos líderes en la industria sienten que el objetivo final es una resolución 4K en un formato menor que pueda ser usado en una variedad de industrias y que lo hagan adaptable financieramente. ¿El desafío es cómo hacer una pantalla más pequeña y eficiente sin sacrificar el brillo y a un precio que el consumidor promedio pueda afrontar?

¿Por qué esta tecnología es mucho mejor?

A simple vista, los MicroLEDs son actualmente más brillosos que cualquier otra tecnología de pantalla que existe. Tienen un gran espectro de color, brindan contrastes más profundos en negro, eliminan casi totalmente el problema de distorsión cuando se ve en diferentes ángulos, posee un tiempo de respuesta extremadamente rápido y de energía eficiente dado que puede operar en configuraciones muy brillantes sin producir mucho calor. ¿Cuánta más eficiente en energía son? El consumo es un 90% más bajo que el LCD y un 50% más bajo que el OLED. Estos ahorros substanciales en energía pueden ser un beneficio potencial para los fabricantes de telefonía celular a medida que encuentren la capacidad de vida de la batería aumentar dramáticamente. Además, el beneficio de la mayor velocidad puede verse mejor en la tecnología VR. En la actualidad, la velocidad en aplicaciones VR usando OLEDs se encuentra en el rango de microsegundos. ¡En contraste, la tecnología MicroLED puede utilizar el mismo programa de la velocidad nano que es 1000 veces más rápido!

¿Qué puede deparar el futuro?

Uno puede esperar ver esta tecnología disponible primeramente en uso comercial en vez de para el uso del consumidor. Si bien las posibilidades de usuario final son ilimitadas, el costo actual no es accesible para el consumidor promedio. Los MicroLEDs se encuentras todavía en su fase inicial a medida que más cantidad de patentes e inversiones comienzan a verse en los grandes referentes en una gran variedad de industrias. Esto se pudo observar en la feria CES realizada el pasado enero en Las Vegas en donde muchos referentes del mercado revelaron sus avances al resaltar esta nueva tecnología MicroLED en el mercado de pantallas. Además, se comienzan a realizar discusiones en el campo médico para el uso de MicroLED en aplicaciones de opto genética. El potencial para adaptar en otras industrias es importante dado que todavía hay mucho que aprender sobre las aplicaciones potenciales de esta tecnología y la posibilidad que otras corporaciones comiencen a utilizarla.

El costo de producción de los MicroLEDs se estima ser 4 veces mayor al costo de los paneles LCD y OLED actuales. Su aumento está directamente relacionado a la demanda de resoluciones más altas y el costo de precisión necesario en el proceso de soldadura para lograrlo. Si bien hay definitivamente un interés en la tecnología MicroLED, muchos fabricantes están preocupados en la última tecnología OLED y no están listos para realizar el cambio y adoptar un nuevo formato. La realidad que los MicroLED se vuelvan financieramente disponibles para el mercado en general (y no sólo para el mercado de bienes de lujo), no se encuentra en el futuro inmediato. Pero los consumidores no deben preocuparse, la reciente tecnología OLED está siendo producida a nivel masivo actualmente a un precio mucho más accesible y ofrece un gran salto respecto a la tecnología LCD.

Para mantener una calidad consistente en la producción de sus pantallas, los fabricantes de MicroLED a menudo requieren la innovadora tecnología de medición de pantallas de Konica Minolta Sensing. Instrumentos líderes como el Medidor de Luminancia y Color CS-150, el Espectroradiómetro CS-2000 y nuestra más reciente adición, el nuevo Analizador de Color de Pantalla CA-410 con un rango de luminancia de hasta 30k cd / m2 y una frecuencia de hasta 240Hz utilizada para las calibraciones de la pantalla, ofrecen mediciones altamente precisas del color y la calidad de la luz de las pantallas, y ayudan a los fabricantes a crear un producto visualmente satisfactorio. ¡Descubra la diferencia que puede brindarle hoy la tecnología de medición de pantalla de Konica Minolta Sensing!

Fuentes:
https://www.cnet.com/news/microled-oled-screen-technology-samsung-the-wall/

Blogs de Mediciones de Color


Blogs de Mediciones de Iluminación y Pantalla

Enlaces Rápidos